Fritz-X, la bomba secreta de la Luftwaffe

En la mañana del día 28 de marzo de 1955 tras el protocolario saludo al cañón, efectuaba su entrada a Barcelona en visita de cortesía el crucero ligero de la Real Armada de Canadá HMCS Quebec con numeral CCL-1 de la clase Crown Colony, al mando del capitán de navío Edward William Finch-Noyes en viaje de instrucción. Atracó en el muelle de Barcelona paramento sur en donde le esperaban las autoridades civiles y militares de la ciudad.

HMS_Quebec_1951
HMCS Quebec C-31

El HMCS Quebec se encontraba en viaje de instrucción que empezó el día 14 de enero de 1955 con 60 guardiamarinas a bordo, el viaje lo ha llevado a rodear la costa africana convirtiendo al HMCS Quebec en el primer buque canadiense en realizar este viaje, su anterior puerto antes de llegar a Barcelona fue Ville-franche. Cuando parta de Barcelona pondrá rumbo a Halifax con una única escala en Gibraltar.
La noche de la llegada del HMCS Quebec a Barcelona empezaron las actividades en honor al buque y a su tripulación, con una gala en honor en el hotel Ritz.
Al día siguiente los marineros del crucero fueron obsequiados con una visita al barrio Gótico y una recepción en el Palacio Municipal ofrecida por el alcalde de la ciudad Antonio María Simarro. Al mediodía asistieron a un almuerzo ofrecido por el Jefe del Sector Naval de Cataluña, el contralmirante Bobadilla con asistencia del embajador del Canadá en Madrid el Sr. Pope y del Cónsul General de Gran Bretaña en Barcelona. Por la tarde disfrutaron de una exhibición de folclore en el Pueblo Español en la montaña de Montjüic.

A simple vista nadie lo diría gracias al buen mantenimiento del barco al que lo somete su tripulación, pero este buque combatió en la Segunda Guerra Mundial bajo dos banderas y sufrido bajo el pabellón inglés el ataque de una de las armas secretas de la Luftwaffe, por suerte muchos tripulantes y el barco mismo pudieron sobrevivir para contarlo, otros no tuvieron ese privilegio.

Hmcs_uganda_c66
HMS Uganda C-66

El crucero HMCS Quebec originalmente fue botado con el nombre de HMS Uganda con numeral 66, construido en los astilleros ingleses Vickers-Armstrong, Newcastle upon Tyne, botado el 7 de agosto de 1941 y entrando en servicio el 3 de enero de 1943, más adelante el día 21 de octubre de 1944 sería transferido a Canadá.

El crucero tenía un desplazamiento a plena carga de 11.024 toneladas, sus dimensiones eran de 169,3 metros de eslora por 18,9 metros de manga y 5,3 metros de calado. Lo propulsaban cuatro calderas alimentadas por petróleo y cuatro turbinas a cuatro ejes con una potencia de 72.500 shp., con una velocidad máxima de 33 nudos y una autonomía de 10.200 millas náuticas a 12 nudos. Dotación en período de guerra, 730 tripulantes.

Como armamento disponía de 3 torres triples de 152 mm. Mk. XXIII, 4 dobles de 102 mm. Mk. XVI, 4 montajes cuádruples de 40 mm. Mk. VII, 10 dobles de 20 mm. Mk. II y 2 lanzatorpedos triples de 533 mm., además podía embarcar dos hidroaviones Supermarine Walrus.

Del 9 de julio al 17 de agosto de 1943 participó en la campaña de la invasión aliada en Sicília con nombre en clave Operación Husky, primero escoltando a los buques de transporte de tropas y luego en el bombardeo de la costa previo al desembarco.

El 9 de septiembre de 1943 fue asignado para bombardear y dar fuego de cobertura para del X Cuerpo británico en la invasión de Salerno en la Operación Avalanche.
Todo se desarrollaba con normalidad dentro de lo previsible hasta que el día 11 de septiembre de 1943 los alemanes iniciaron el contraataque con aviones del escuadrón Kampfgeschwader 100 o KG 100 basados en Marsella. Esta unidad contaba con bombarderos medios y pesados de los modelos Dornier Do-217, Heikel He-111 y Heinkel He-177.

USS_Savannah_11_September_1943
Momento del impacto de una bomba Fritz-X en el USS Savannah

El ataque se desarrolló sobre los cruceros norteamericanos de la US Navy USS Savannah y USS Philadelphia, y de la Royal Navy HMS Uganda y los destructores HMS Loyal y HMS Nubian.
El 13 de septiembre de 1943 a las 14.40 horas un avión Dornier Do-217 K-2 de la KG 100 lanzó sobre el HMS Uganda una bomba guiada por radio del tipo Ruhrstahl X-1 o Fritz-X, la bomba de 1,4 toneladas atravesó siete cubiertas perforando la quilla y explotando bajo ella, apagó de forma inmediata los fuegos de las calderas dejando el barco sin propulsión y murieron 16 tripulantes. Por el boquete abierto bajo la quilla entraron 1.300 toneladas de agua, por suerte el equipo de control de daños consiguió controlar la inundación salvando el barco. Finalmente un remolcador norteamericano, el USS Narragansett, remolcó al crucero HMS Uganda hasta la isla de Malta para ser reparado.

La bomba alemana guiada por radio Ruhrstahl X-1 o Fritz X estuvo en activo durante 1943 a 1944, el responsable del diseño fue Max Otto Kramer (1903-1986). La bomba fue diseñada como bomba guiada y como bomba antibuque para poder penetrar en los blindajes de los acorazados de la clase King George V ingleses o North Carolina norteamericanos. Se diseñaron hasta seis variantes, destacando la X-2 o la X-3 con velocidad de caída transónica, o la X-5 con una carga explosiva de 2.250 kilogramos.
La última variante que desarrolló y que por suerte para los aliados no llegó a tiempo era la X-4, un misil aire-aire, diseñado para atacar a las grandes formaciones de bombarderos.

Fritz-X_compo
Bomba guiada Fritz-X

La bomba guiada Fritz X tuvo su debut el 25 de agosto de 1943 cuando casi hunden un pequeño barco, el HMS Landguard en el Golfo de Vizcaya. El 27 de agosto 18 Do-217 hundieron el buque HMS Egret de 1.200 toneladas y dañaron el destructor canadiense HMCS Athabaskan de unas 2.500 toneladas.

Dornier_Do217K2
Bombardero medio Dornier Do-217 K-2

Otros barcos dañados o hundidos por la Fritz X fueron el acorazado HMS Warspite de 33.000 toneladas (dañado), el destructor HMS Janus F53 de 2.300 toneladas  (hundido), y el acorazado italiano Roma de 46.000 toneladas (hundido).

Acabada la guerra el Dr. Max Otto Kramer fue escogido para participar en la Operación Paperclip, y ser realojado en los Estados Unidos para trabajar de 1947 a 1952 en “Pilotless Aircraft Laboratory” y ayudar en el desarrollo de vehículos no tripulados.
La última polémica del Dr. Kramer fue el descubrimiento de un material para mejorar la navegación de submarinos, intentó vender esta patente en los Estados Unidos a través de una empresa de creación propia pero fracasó y finalmente, según fuentes del FBI, acabó por vender la patente a los rusos.

El HMCS Uganda ya en la Real Armada de Canadá siguió participando en diversas campañas de la Segunda Guerra Mundial como buque insignia de su nación. Fue asignado a la flota británica del pacifico que a su vez estaba integrada en la Task Force 57 aliada, participando en la Batalla de Okinawa y en los ataques de Truk, Formosa y Sakushi Gunto.
Bajo el mando del almirante norteamericano Raymond Spruance estuvo en las operaciones de Leyte y entabló combate contra las unidades navales imperiales japonesas.

El 4 de abril de 1945 hubo un cambio en la política del Gobierno del Canadá en lo referente al estatus de un marinero en combate. El nuevo reglamento establecía que todos los marineros que iban destacados a luchar en el Pacifico debían ser voluntarios.
Curiosamente esta política se aplicó a todos los marineros que ya se encontraban allí, por lo que el gobierno y el mando de la marina tuvo que preguntarles si querían o no permanecer en la zona de conflicto. El 7 de mayo de 1945 se sometió a votación la consulta, siendo el resultado mayoritario el volver a casa, por lo que el barco debía retirarse de la guerra ante el disgusto de los aliados, conviertiéndose en el primer buque de guerra en decir “no a la guerra”. El reemplazo del HMCS Uganda no llegó hasta el 27 de julio de 1945.
En pleno viaje de vuelta el HMCS Uganda tuvo un accidente importante en una caldera lo que dejó el barco prácticamente sin gobierno, con muchos problemas llegaron a Pearl Harbor, pero por el disgusto aliado de su retirada de la guerra sólo pudieron reabastecerse de combustible sin reparar la máquina, cosa que lograron hacer en la base naval canadiense de Esquimalt.

Uganda C-66

Tras la Segunda Guerra Mundial por un tiempo llevó el mismo nombre HMCS Uganda con numeral C-66, fue ya el 14 de enero de 1952 cuando se renombró a HMCS Quebec.

Pasada la Segunda Guerra Mundial el HMCS Uganda pasó a la reserva, se lo modernizó y reactivó bajo el nombre de HMCS Quebec con el numeral C-31 siendo el cuarto buque de su nación en llevar este nombre, participando en 1952 en el conflicto de Corea.

En 1953 como buque insignia de la flotilla canadiense bajo el mando del realmirante Bidwell, estuvo presente en Spithead para la coronación de Su Majestad la Reina Isabel II, el 2 de junio de 1953.

Su último cometido en la Real Armada de Canadá fue como buque escuela de guardiamarinas con nuevo numeral, CCL-1.

El crucero ligero HMCS Quebec causó baja el 15 de enero de 1956, y fue vendido para desguace en Japón.

HMCS Quebec
HMCS Quebec

El polémico superyate de Ataturk

A primera hora de la mañana del 28 de agosto de 1955 efectuaba su entrada en visita de cortesía el buque escuela de las Fuerzas Navales de Turquía Savarona al mando del capitán de fragata Kemal Kayasan, tras efectuar el tradicional saludo al cañón y ser contestado por el Castillo de Montjüich, atracó en el muelle de Bosch y Alsina al lado del minador Vulcano de la Armada española.

MV Savarona_640
MV Savarona

En el muelle lo esperaban el cónsul general de Turquía en Barcelona Tahsin Rüstüc, el oficial de enlace español el teniente Antonio Cervera, representantes de los tres ejércitos y autoridades civiles.
A bordo del Savarona viajaban 130 guardiamarinas de la Escuela Naval de Estambul, los cuales estaban terminando la carrera de oficial con un crucero de instrucción por el Mar Mediterráneo.

Los guardiamarinas pudieron disfrutar de la ciudad como turistas, asistiendo como invitados a una corrida de toros desde un palco de honor cedido por el ayuntamiento. También fueron recibidos en el Palacio de la Diputación Provincial.
El día 30 de agosto coincidiendo con la festividad turca del “Día de la Victoria”, se celebró a bordo del Savarona a mediodía, la ceremonia de entrega de diplomas a los nuevos oficiales de las Fuerzas Navales de Turquía (Türk Deniz Kuvvetleri). Ya por la tarde se programó una recepción de gala ofrecida por el embajador de Turquía.

El MV Savarona lleva el nombre de un cisne que vive en el Océano Indico, fue diseñado por la empresa norteamericana Gibbs & Cox en 1931, para la viuda Emily Roebling Cadwallader nieta y heredera del ingeniero John A. Roebling (1806-1869) responsable entre otros trabajos del puente de Brooklyn de Nueva York.

El yate fue construido en los astilleros alemanes de Blohm & Voss en Hamburgo. Se puso a flote el 28 de febrero de 1931 y fue propiedad de Emily Roebling Cadwallader desde el año 1931 a 1938. La factura subió a unos 4 millones de dólares de la época, lo que hoy serian casi 60 millones de dólares. Según la prestigiosa publicación “Jane’s Fighting Ships” el MV Savarona se convirtió en el yate más lujoso y suntuoso de la historia, lo que hoy llamaríamos un “superyate”.

Savarona_compo
Emily Roebling Cadwallader izquierda, botadura del Savarona derecha

El MV Savarona tenía en el momento de su construcción un desplazamiento de 4.646 toneladas a plena carga, una eslora de 136 metros por 16 metros de manga y 6,1 metros de calado. Disponía de dos motores diésel de 3.600 hp. que le daban una velocidad máxima de 18 nudos.

MV Savarona-Ataturk
Ataturk en el MV Savarona

En 1938 parece ser que la herencia de la Sra. Emily decaía rápidamente por lo que decidió vender el MV Savarona, el comprador fue el gobierno de la República de Turquía que se lo regaló a su líder Mustafa Kemal Ataturk (1881-1938), pero sólo lo pudo disfrutar unas seis semanas antes de morir.

Durante la Segunda Guerra Mundial el Savarona no navegó quedándose recluido en la Bahía de Kanica en el Bósforo. En 1951 se convirtió en el buque escuela que más adelante visitaría Barcelona. Finalmente en 1979 el Savarona sufrió un aparatoso incendio quedando inutilizado y abandonado.

En 1989 el empresario turco Kahraman Sadıkoğlu alquiló el Savarona al gobierno turco e invirtió cerca de 50 millones de dólares en restaurarlo y devolverlo a la mar. El yate fue reconstruido en los astilleros turcos Tuzla Shipyards en Estambul.
La intención de Sadıkoğlu era la de alquilar el yate como crucero de lujo, para ello lo habilitó con 17 camarotes para un máximo de 34 pasajeros. Los precios por semana en el Savarona rondaban los 300.000 euros.
El negocio parecía que iba muy bien hasta que en el Festival de Cine en Cannes de 2007, la gendarmería francesa realizó una redada en el yate. Al parecer el Savarona estaba incluido en una amplia red de proxenetismo en la que se incluían menores de edad, la trama llegaba hasta algunas importantes familias de Kuwait, Arabia Saudí y Libia. En 2010 hubo otra redada pero esta vez en Antalya, aparte del mismo problema con el proxenetismo parece que había también una extraña historia de espionaje militar, esta vez el caso trascendió a la opinión pública.

interior_compo
Interior del Savarona

Frente a estos escándalos el presidente de Turquía Recep Tayyip Erdogan, a través del Ministerio de Cultura, lo adquirió en 1992 como buque de representación del estado.
De todas maneras si se realiza una rápida y sencilla búsqueda por internet con las palabras clave “alquiler yate savarona” aun se puede encontrar al viejo y lujoso Savarona en alquiler.

Savarona
MV Savarona